Navegación horizontal Página de Inicio Manual Farmacéutico Manual Farmacoterapéutico (Argentina - Chile) Obras Sociales Suscripciones On-Line Libros
 
 
ACALIX CD ROEMMERS
Diltiazem  
Venta Bajo Receta

Industria Argentina
 

COMPOSICION: Acalix CD 180: cada cápsula con microgránulos de acción prolongada contiene: Diltiazem Clorhidrato 180 mg. Excipientes: Azúcar; Almidón de Maíz; Talco; Goma Laca. Acalix CD 240: cada cápsula con microgránulos de acción prolongada contiene: Diltiazem Clorhidrato 240 mg. Excipientes: Azúcar; Almidón de Maíz; Talco; Goma Laca; Colorante Autorizado c.s.

ACCION: Vasodilatador coronario. Vasodilatador sistémico. Acción farmacológica: El diltiazem es un antagonista de los canales del calcio. Acalix CD cápsulas es una forma de liberación prolongada especialmente diseñada para permitir la administración de la dosis necesaria de diltiazem en 1 sola toma diaria.

INDICACIONES: Indicado en el tratamiento de la hipertensión arterial, de la angina estable crónica y de la angina causada por espasmo coronario. En la hipertensión arterial se puede usar solo o asociado con otras medicaciones antihipertensivas.

DOSIS: 1 única toma diaria con el desayuno. Los pacientes controlados con diltiazem solo o asociado con otras medicaciones pueden pasar al tratamiento con Acalix CD cápsulas utilizando la dosis más cercana a la dosis total diaria equivalente que venían tomando. Algunos pacientes pueden necesitar dosis mayores. Es conveniente controlar estrechamente a los pacientes en el período de cambio a Acalix CD. Puede resultar clínicamente necesario efectuar titulaciones de dosis hasta alcanzar las dosis efectivas más altas o más bajas. Existe una experiencia clínica general limitada con dosis superiores a los 360 mg, pero en los ensayos clínicos se estudiaron dosis de hasta 540 mg. La incidencia de efectos colaterales aumenta a medida que se incrementa la dosis con bloqueo auriculoventricular de primer grado, mareos y bradicardia sinusal que guardan una estrecha relación con la dosis. Hipertensión: es necesario ajustar la dosis por titulación a los requerimientos individuales de los pacientes. El efecto antihipertensivo máximo se observa por lo general a los 14 días de tratamiento crónico. Por lo tanto, los ajustes de la posología deben realizarse teniendo en cuenta este lapso. El rango de dosis usual estudiado en los ensayos clínicos abarcó desde 240 hasta 360 mg administrados 1 vez por día. Algunos pacientes pueden responder en forma individual a dosis mayores (de hasta 480 mg administrados 1 vez por día). Angina: algunos pacientes pueden responder en forma individual a dosis mayores de hasta 480 mg administrados 1 vez por día. En caso necesario, la titulación se puede llevar a cabo durante un período de 7 a 14 días. Uso concomitante con otros agentes cardiovasculares: nitroglicerina sublingual: se puede tomar cuando resulte necesaria para abortar ataques agudos de angina durante el tratamiento. Tratamiento preventivo con nitratos: se puede administrar de manera segura junto con nitratos de acción breve y larga. Betabloqueantes: (ver Advertencias). Antihipertensivos: posee un efecto antihipertensivo aditivo cuando se lo utiliza con otros medicamentos antihipertensivos. En consecuencia, puede ser necesario ajustar la dosis de Acalix CD o de los otros antihipertensivos al añadir uno a la administración del otro.

CONTRAINDICACIONES: Está contraindicado en: pacientes con síndrome del nodo enfermo, excepto en presencia de un marcapasos ventricular en funcionamiento. Pacientes con bloqueo auriculoventricular de segundo o tercer grado, excepto en presencia de un marcapasos ventricular en funcionamiento. Hipotensión arterial (presión sistólica < 90 mmHg). Hipersensibilidad reconocida al diltiazem. Infarto agudo de miocardio y congestión pulmonar documentada mediante rayos X en la admisión.

ADVERTENCIAS: Prolonga los períodos refractarios del nódulo auriculoventricular sin prolongar significativamente el tiempo de recuperación del nódulo sinusal, excepto en pacientes con síndrome del nodo enfermo. Este efecto puede producir, en raras ocasiones, frecuencias cardíacas anormalmente bajas (particularmente en pacientes con síndrome del nodo enfermo) o bloqueo auriculoventricular de segundo o tercer grado (menos del 0.51%). El uso concomitante de diltiazem y betabloqueantes o digitálicos puede ocasionar efectos aditivos sobre la conducción cardíaca, con excepcionales casos de períodos de asistolia (2 a 5 segundos) después de una dosis única de 60 mg de diltiazem. Aunque diltiazem desarrolla un efecto inotrópico negativo en los preparados de tejido animal aislado, los estudios hemodinámicos en seres humanos con función ventricular normal no mostraron una reducción del índice cardíaco ni efectos negativos consistentes sobre la contractilidad (dp/dt). Un estudio agudo con diltiazem por vía oral en pacientes con la función ventricular deteriorada (fracción de eyección 24% ± 6%) mostró una mejoría de los índices de función ventricular sin disminución significativa de la función contráctil (dp/dt). Se ha informado empeoramiento de la insuficiencia cardíaca congestiva en pacientes con deterioro preexistente de la función ventricular. La experiencia con el uso de diltiazem asociado con betabloqueantes en pacientes con deterioro de la función ventricular es limitada. Se recomienda actuar con precaución al emplear esta asociación. La disminución de la presión arterial que produce el tratamiento ocasionalmente puede provocar hipotensión sintomática. En los ensayos clínicos se observaron elevaciones leves de las transaminasas con y sin elevación concomitante de la fosfatasa alcalina y de la bilirrubina. Tales elevaciones fueron, por lo general, transitorias y con frecuencia se resolvieron aun continuando el tratamiento con diltiazem. En raros casos se observaron elevaciones significativas de enzimas tales como la fosfatasa alcalina, LDH, TGO,TGP y otros fenómenos consistentes con lesión hepática aguda. Estas reacciones mostraron tendencia a ocurrir en forma temprana (1 a 8 semanas después de iniciar el tratamiento) y fueron reversibles al discontinuar el tratamiento con la droga. La relación con el diltiazem es incierta en algunos casos, pero probable en otros. Se metaboliza extensamente en el hígado y es excretado por los riñones y en la bilis. Como ocurre con otras drogas administradas durante períodos prolongados, es recomendable monitorear los parámetros de laboratorio de las funciones hepática y renal a intervalos regulares. Debe admnistrarse con precaución en pacientes con deterioro de las funciones renal o hepática. En estudios de toxicidad subaguda y crónica llevados a cabo en perros y ratas, las dosis altas de diltiazem se asociaron con daño hepático. Las reacciones dermatológicas pueden ser transitorias y desaparecer a pesar del uso continuado. Sin embargo, también se informaron con poca frecuencia erupciones cutáneas progresivas. Si la reacción dermatológica persistiera debe interrumpirse la administración de la droga. Embarazo: no existen estudios bien controlados en mujeres embarazadas. Por lo tanto, no está recomendado el uso durante el embarazo. Sólo se podría usar en mujeres embarazadas, si el médico considera que los posibles beneficios para la madre justifican los riesgos potenciales para el feto. Lactancia: el diltiazem pasa a la leche humana y existen datos que sugieren que las concentraciones en la leche materna pueden aproximarse a los niveles plasmáticos. Por lo tanto no debe ser administrado a mujeres que se encuentren amamantando. Si el médico considerara que el uso es esencial, deberá considerar la posibilidad de interrupción de la lactancia y de institución de un método alternativo de alimentación del lactante. Uso pediátrico: no se ha establecido la seguridad y efectividad en niños, por lo tanto no debe administrarse a los niños.

EFECTOS: Las reacciones adversas serias han sido raras en los estudios clinicos llevados a cabo hasta la fecha, pero se debe considerar que los pacientes con deterioro de la función ventricular y anormalidades de la conducción cardíaca, por lo general, fueron excluídos de estos estudios. La siguiente tabla presenta las reacciones adversas más comunes informadas en ensayos controlados con placebo en pacientes con angina e hipertensión que recibieron dilitiazem en dosis de hasta 360 mg comparados con los pacientes que recibieron placebo. Ver Tabla En ensayos clínicos realizados con diltiazem en diversas formas farmacéuticas de administración oral, las reacciones más comunes (superiores al 1%) fueron: edema, cefalea, mareos, astemia, bloqueo auriculoventricular de primer grado, bradicardia, rubor, náuseas y erupción cutánea (rash). Además, en los estudios llevados a cabo en pacientes con angina o hipertensión se informaron las siguientes reacciones con poca frecuencia (inferior al 1%): angina, arritmia, bloqueo auriculoventricular (de segundo o tercer grado), bloqueo de la rama, insuficiencia cardíaca congestiva, anormalidades electrocardiográficas, hipotensión, palpitaciones, síncope, taquicardia, extrasístoles ventriculares. Sueños anormales, amnesia, depresión, marcha anormal, alucinaciones, insomnio, nerviosismo, parestesia, cambio de la personalidad, somnolencia, tinnitus, temblor. Anorexia, constipación, diarrea, boca seca, disgeusia, dispepsia, elevaciones leves de la TGO, TGP, LDH y fosfatasa alcalina, sed, vómitos, aumento de peso. Petequias, fotosensibilidad, prurito, urticaria. Ambliopía, aumento de la CPK, disnea, epistaxis, irritación ocular, hiperglucemia, hiperuricemia, impotencia, calambres musculares, congestión nasal, nocturia, dolor osteoarticular, poliuria, dificultades sexuales. Las siguientes reacciones posteriores a la introducción del producto en el mercado han sido informadas en forma excepcional en pacientes que recibieron diltiazem: alopecía, eritema multiforme, dermatitis exfoliativa, síntomas extrapiramidales, hiperplasia gingival, anemia hemolítica, aumento del tiempo de sangría, leucopenia, púrpura, retinopatía y trombocitopenia. Sin embargo, no existió una relación causa-efecto definida entre estas reacciones y el tratamiento con diltiazem.

INTERACCIONES: Debido a la posibilidad de efectos aditivos, se recomienda administrar con precaución y realizar una cuidadosa titulación de las dosis en los pacientes que reciben Acalix CD en forma concomitante con otros agentes que afecten la contractilidad y/o la conducción cardíaca. Los estudios farmacológicos indican que puede haber efectos de adición en la prolongación de la conducción auriculoventricular al usar betabloqueantes o digitálicos en forma concomitante con Acalix CD. Como ocurre con todas las drogas, se recomienda actuar con cautela al tratar a pacientes con medicaciones múltiples. El diltiazem sufre biotransformación por acción de la oxidasa de función mixta del citocromo P-450. La administración en forma concomitante con otras drogas que siguen la misma vía de biotransformación puede resultar en una inhibición competitiva del metabolismo. Especialmente en pacientes con deterioro renal y/o hepático, puede ser necesario ajustar las dosis de drogas que se metabolizan de manera similar, en particular aquellas de bajo indice terapéutico, al iniciar o suspender la administración concomitante de diltiazem, para mantener los niveles sanguíneos terapéuticos óptimos. Betabloqueantes: los datos clínicos disponibles sugieren que el uso concomitante de diltiazem y betabloqueantes, por lo general, se tolera bien, pero los datos disponibles no son suficientes para predecir los efectos del tratamiento concomitante en pacientes con disfunción ventricular izquierda o anomalías de la conducción cardíaca. El diltiazem puede aumentar la biodisponibilidad del propranolol. Por lo tanto, si el tratamiento asociado se inicia o culmina en conjunto con propranolol, puede estar justificado el ajuste de la dosis de este betabloqueante. Cimetidina: la cimetidina puede aumentar las concentraciones plasmáticas máximas de (58%) y el área bajo la curva (53%) de diltiazem. Los pacientes bajo tratamiento con diltiazem deben ser monitoreados cuidadosamente para detectar cambios en el efecto farmacológico al iniciar y discontinuar el tratamiento con cimetidina. Puede estar justificado un ajuste de la dosis de diltiazem. Digitálicos: los resultados han sido contradictorios en lo que concierne al efecto del diltiazem sobre los niveles de digoxina. Por lo tanto, se recomienda controlar las concentraciones plasmáticas de digoxina al iniciar,ajustar y discontinuar el tratamiento con Acalix CD para evitar una posible sobre o subdigitalización. Anestésicos: los antagonistas del calcio pueden potenciar la depresión de la contractilidad, conductividad y automaticidad cardíaca, así como la dilatación vascular asociada ocasionada por los anestésicos. Los anestésicos y los antagonistas del calcio deben ser cuidadosamente titulados cuando se los emplee concomitantemente. Ciclosporina: el diltiazem puede aumentar las concentraciones plasmáticas de la ciclosporina. Si estas drogas tuvieran que administrarse en forma concomitante, deben monitorearse las concentraciones de ciclosporina, especialmente al iniciar, ajustar o discontinuar el tratamiento con diltiazem. No se ha evaluado el efecto de la ciclosporina sobre las concetraciones plasmáticas de diltiazem. Carbamazepina: se ha informado que la administración concomitante de diltiazem y carbamazepina resulta en un incremento de los niveles séricos de carbamazepina (aumento del 40% al 72%), produciendo toxicidad en algunos casos. Los pacientes que reciben estas drogas en forma concomitante deben ser monitoreados para detectar una posible interacción de las drogas.

SOBREDOSIFICACION: Se desconocen las dosis tóxicas del diltiazem en seres humanos. Los signos y síntomas observados luego de la sobredosis de diltiazem incluyeron bradicardia, hipotensión, bloqueo cardíaco e insuficiencia cardíaca. Debido al extenso metabolismo, las concentraciones sanguíneas pueden ser muy variables y presentan un valor limitado en los casos de sobredosis. El diltiazem no parece eliminarse por diálisis peritoneal o hemodiálisis. En el caso de sobredosis o respuesta exagerada deben emplearse medidas de soporte adecuadas además de la decontaminación gastrointestinal (lavado gástrico, a carbón activado, etc.). Los resultados de la administración de calcio por vía I.V., con el objeto de revertir los efectos de la sobredosis de diltiazem, han sido conflictivos. Sobre la base de los efectos farmacológicos conocidos del diltiazem y/o las experiencias clínicas informadas, se pueden considerar las siguientes medidas: Bradicardia: administrar atropina (0.60 a 1.0 mg). Si no hay respuesta al bloqueo vagal, administrar isoproterenol con precaución. Bloqueo auriculoventricular de grado elevado: tratar como se indicó anteriormente en el caso de bradicardia. El bloqueo auriculoventricular fijo de grado elevado debe ser tratado con marcapasos. Insuficiencia cardíaca: administrar agentes inotrópicos (isoproterenol, dopamina o dobutamina) y diuréticos. Hipotensión: expansión del volumen y/o administración de vasopresores (por ej.: dopamina o levarterenol bitartrato). El tratamiento y la posología real dependerá de la gravedad de la situación clínica y del criterio y experiencia del médico tratante.

CONSERVACION: Conservar en ambiente fresco y seco.

PRESENTACIONES: Acalix CD cápsulas de 180 mg: envase conteniendo 30 cápsulas. Acalix CD cápsulas de 240 mg: envase conteniendo 30 cápsulas.

 
 
 
 
 
Actualidad
Vademécum
Interacciones
Obras Sociales
Nuestros productos
Alfa Beta Alfa Beta Sistemas Talleres Gráficos